La historia del Drift

Historia del Drift

Tabla de contenidos

La Historia del Drift y sus Orígenes en Japón

La historia del Drift

La historia del Drift, o esa técnica de conducción que consiste en derrapar el coche de manera controlada en las curvas y hunde sus raíces en el Japón de los 70´. Este estilo de conducción nació en las curvas de la montaña japonesa conocida como “Touge”.

Sin embargo, derraparíamos si no señalamos que influencias tempranas en pilotos de rally del Reino Unido, como Roger Clark, que fue una inspiración para los conductores japoneses.

Kunimitsu Takahashi

Kunimitsu Takahashi, conocido como el Padre del Drift, nació en Tokio en 1940. Comenzó su carrera en el automovilismo como motociclista y, a los 20 años, ya era uno de los motociclistas más exitosos de Japón, ganando el Gran Premio de Alemania Occidental en 1961 y convirtiéndose en el primer japonés en lograr esta hazaña.

Sin embargo, un grave accidente en la peligrosa carrera de la Isla de Man en 1962 lo llevó a reconsiderar su carrera en las motocicletas. Tras recuperarse, Takahashi se unió a la Prince Motor Company (más tarde parte de Nissan) en 1965, donde comenzó a competir con coches. 

Kunimitsu Takahashi

Fue durante su tiempo con Nissan, conduciendo el legendario Skyline GT-R, que Takahashi desarrolló la técnica de drifting. A diferencia de otros pilotos que veían el sobreviraje como un error a corregir, Takahashi lo utilizó intencionalmente para mantener la velocidad a través de las curvas, creando lo que hoy conocemos como drifting.

La Influencia de Takahashi en Tsuchiya

El impacto de Takahashi en el drifting fue inmenso. Su habilidad para controlar el coche durante el derrape no solo le ganó numerosas carreras, sino que también inspiró a una nueva generación de pilotos. Keiichi Tsuchiya fue uno de los jóvenes impresionados por el estilo de conducción de Takahashi. Al observar a Takahashi derrapar en las curvas, Tsuchiya decidió perfeccionar esta técnica y llevarla a nuevos niveles.

El legado de Takahashi y Tsuchiya está profundamente entrelazado. Mientras que Takahashi introdujo el concepto de drifting, Tsuchiya lo popularizó y lo llevó a una audiencia global. A través de videos como “Pluspy”, Tsuchiya mostró sus habilidades y enseñó a otros las técnicas básicas del drifting, ayudando a legitimar esta forma de conducción como una disciplina seria dentro del automovilismo.

Oppama Works Miragurasu

Fundación del Trío “Oppama Works Miragurasu”

Kunimitsu Takahashi, junto con sus amigos Mito Kitana y Motoharu Kurosawa, fundó el famoso trío “Oppama Works Miragurasu”, conocido como “Los Tres Mosqueteros” del automovilismo japonés.

Este grupo dominó las series de coches de carretera japonesas, construyendo la reputación del Nissan Skyline GT-R como uno de los coches más exitosos de Japón.

El enfoque innovador de Takahashi hacia la conducción, combinado con su éxito en las carreras, ayudó a establecer las bases del drifting moderno. Su legado, perpetuado por Keiichi Tsuchiya, ha dejado una marca indeleble en el mundo del automovilismo.

Keiichi Tsuchiya

Drifting King: Keiichi Tsuchiya

Infancia y Pasión por el Automovilismo

Keiichi Tsuchiya, nacido en 1956 en el pequeño pueblo de Tomi, es una figura clave en la historia del drifting. Conocido como el “Drift King“, Tsuchiya creció en un entorno rodeado de paisajes montañosos y carreteras sinuosas. Inspirado por el sonido de los motores y las carreras nocturnas en el cercano Usui Pass, desarrolló una pasión por el automovilismo desde muy joven.

De hecho, se dice que un día viajó 120 millas en su bicicleta motorizada solo para ver una carrera en el Fuji Speedway, lo que dejó una impresión duradera en él.

drifting king

A diferencia de muchos pilotos profesionales, Tsuchiya perfeccionó su técnica practicando en tierras de cultivo y en las montañas, dedicando años a dominar el arte del derrape. Este período de práctica intensiva le permitió desarrollar una conexión íntima con su coche, logrando un control absoluto sobre el vehículo. Para financiar su pasión por el drifting, trabajaba en un bar en el distrito de la luz roja.

Carrera Profesional

En los años 70, Tsuchiya empezó a destacar entre los hashiriya, ganándose rápidamente el título de “Rey de la Montaña” en el Usui Pass. Su estilo de conducción, caracterizado por pasar a sus oponentes mientras derrapaba lateralmente, atrajo la atención de la comunidad del automovilismo profesional. En 1977, Tsuchiya dio el salto al automovilismo profesional, compitiendo en la serie Fuji Freshman.

El Touge y la Cultura del Drifting Nissan Skyline GT R copy

El Touge y la Cultura del Drifting

Descripción de las Carreteras Touge

El término “touge” se refiere a los pasos de montaña en Japón, caracterizados por sus carreteras estrechas y sinuosas que serpentean a través de las montañas.

Estas carreteras fueron diseñadas originalmente para permitir a los ciudadanos japoneses atravesar las montañas de manera segura, evitando altas velocidades y reduciendo el desgaste de sus vehículos.

Sin embargo, estas mismas características las convirtieron en el terreno ideal para que los conductores probaran sus habilidades de conducción.

Impacto de los Coches Japoneses Drift en la Cultura Automovilística Japonesa

En las décadas de 1980 y 1990, las carreras en los touge alcanzaron su auge. Los conductores y equipos de toda Japón acudían a las montañas por la noche para desafiar los touge, participando en diferentes tipos de competiciones como grip, cat and mouse, time attack y solo runs.

Aunque los coches drift japoneses utilizan el drifting como técnica de conducción en los touge, no es sinónimo de estas carreras. Cada tipo de competición tiene sus propias reglas y objetivos.

El drifting también se convirtió en una parte importante de la cultura juvenil japonesa. A menudo asociado con la rebeldía y la innovación, el drifting atrajo a jóvenes que buscaban una forma de expresión a través de la conducción. 

Esta cultura se reflejaba en la personalización de los coches, el estilo de vida y la moda. Por ejemplo, muchos jóvenes comenzaban a modificar sus coches no solo para mejorar el rendimiento, sino también para destacar visualmente en las competiciones y en las calles.

Un ejemplo cotidiano que ilustra este fenómeno es la imagen de jóvenes conductores modificando sus coches en garajes improvisados, utilizando piezas de repuesto y adaptaciones caseras para mejorar el rendimiento de sus vehículos. Estas modificaciones, aunque rudimentarias, fueron esenciales para el desarrollo del coche japonés drift como disciplina.

primera competicion de drifting 1986 revista Carboy

Además, revistas como Option) y Car Boy, y más tarde Drift Tengoku, desempeñaron un papel crucial en la difusión del drifting. Estos medios proporcionaron una plataforma para compartir técnicas, eventos y las historias de los drifters más talentosos de Japón.

En 1987, Keiichi Tsuchiya y Daijiro Inada crearon el primer video de drifting llamado “Pluspy“, que mostró las habilidades de Tsuchiya y ayudó a popularizar el drifting.

A pesar de los peligros, el touge se convirtió en la base de la cultura de los coches deportivos japoneses, las modificaciones y las carreras callejeras. Incluso se construyeron carreteras específicas para el drifting de forma segura, como la Mazda Turnpike Hakone. Pero para correr de verdad, siempre han estado los circuitos.

coches japoneses drift

Modelos de Coche Japonés Drift Populares para el Drifting

Los modelos de coche japonés drift son extremadamente populares en el mundo del drifting. Estos coches han sido cuidadosamente seleccionados por su equilibrio, potencia y capacidad de ser modificados.

Entre los más conocidos para el drifting en los años 80 y 90 se encuentran:

Estos modelos son apreciados por su equilibrio, potencia y capacidad de modificación, lo que los hace ideales para las exigentes condiciones de los touge y las competiciones de drifting.

Evolución del Drifting

Primeras Competencias y Popularización

Resumen de la Evolucion del Drifting

Con el aumento de la popularidad del drifting, comenzaron a organizarse eventos y competiciones dedicados exclusivamente a esta técnica de conducción. Uno de los primeros y más importantes fue el D1 Grand Prix, fundado en 2000.

Este campeonato permitió que los pilotos compitieran en un entorno controlado y profesional, mostrando sus habilidades de drifting y compitiendo por el título de mejor drifter.

La primera competición de drifting llegó en 1986 de la mano de la revista Carboy. En 1989, la revista Video Option creó el primer campeonato oficial con la colaboración de Keiichi Tsuchiya, donde se competía por equipos. Años después se implementó el formato actual de dos coches compitiendo mano a mano.

Desarrollo de Técnicas y Tecnología

Durante la década de 1980 y principios de 1990, el desarrollo de técnicas y tecnología en el drifting fue significativo. Keiichi Tsuchiya, conocido como el “Drift King”, fue fundamental en este proceso. Tsuchiya demostró un talento innato al volante de su Toyota Sprinter Trueno (AE86). Comenzó practicando en las sinuosas carreteras de montaña conocidas como touge, perfeccionando la técnica de derrape controlado.

Uno de los desarrollos clave en esta época fue la creación de videos de drifting que mostraban las técnicas de los mejores pilotos. En 1987, Tsuchiya y Daijiro Inada crearon el primer video de drifting llamado Pluspy, que ayudó a popularizar el drifting y educar a otros pilotos sobre las técnicas necesarias para competir.

Además, las modificaciones en los vehículos se volvieron más avanzadas. Los coches populares para el drifting, como el Nissan Silvia, el Toyota Supra y el Mazda RX-7, se mejoraron con suspensiones ajustables, diferenciales de deslizamiento limitado y motores más potentes. Estas mejoras permitieron a los pilotos tener un mayor control y precisión durante los derrapes.

Seguridad y Competición Profesional

A medida que el drifting se popularizaba, también aumentaba la preocupación por la seguridad. Las primeras competiciones se realizaban en carreteras de montaña, lo que implicaba un alto riesgo de accidentes debido a la falta de barreras de seguridad y la proximidad de los precipicios.

Fué tras la creación de competiciones oficiales como el D1 Grand Prix, se implementaron medidas de seguridad más estrictas.

Los eventos se trasladaron a circuitos cerrados, donde se podían controlar mejor las condiciones de la pista y garantizar la seguridad de los pilotos y los espectadores. Se instalaron barreras de seguridad, se mejoró la supervisión y se establecieron normas estrictas para la modificación de los vehículos y el comportamiento de los pilotos en la pista.

La profesionalización del drifting también llevó a la formación de equipos de competición y patrocinadores que apoyaban a los pilotos. Estos equipos proporcionaban recursos y conocimientos técnicos para mejorar el rendimiento de los coches y las habilidades de los conductores. La combinación de seguridad y profesionalización ayudó a legitimar el drifting como una disciplina seria dentro del automovilismo.

Así, el drifting evolucionó desde las carreras callejeras en las montañas hasta convertirse en un deporte con pilotos profesionales, coches preparados y campeonatos internacionales. En nuestra memoria siempre mantendrá su esencia de las sinuosas carreteras que lo vieron nacer en Japón.

drift king tokyo drift

Impacto Cultural y Medios de Comunicación

Influencia de Series y Anime

El drifting no solo ha tenido un impacto significativo en el mundo del automovilismo, sino que también ha dejado una huella profunda en la cultura popular japonesa y global. Uno de los factores clave en la difusión y popularización del drifting ha sido su representación en series de anime y manga.

La serie de anime Initial D, que se emitió por primera vez en 1998, jugó un papel crucial en llevar el drifting a una audiencia más amplia. La serie sigue la historia de Takumi Fujiwara, un repartidor de tofu que se convierte en un experto en drifting en las montañas de Akina.

Initial D no solo mostraba emocionantes escenas de carreras y drifting, sino que también presentaba la cultura del automovilismo y las modificaciones de los coches, inspirando a muchos jóvenes a interesarse por esta disciplina.

Además, el anime ayudó a popularizar modelos de coches específicos utilizados en el drifting, como el Toyota AE86, también conocido como “Hachi-Roku”. La serie se convirtió en un fenómeno cultural y ayudó a cimentar el estatus del drifting en la conciencia pública.

Papel de los Medios Especializados

La difusión del drifting también fue impulsada significativamente por medios especializados en automovilismo y drifting. Publicaciones como Option y Car Boy, así como videos producidos por Best Motoring, comenzaron a incluir contenido detallado sobre drifting. Estos medios proporcionaban información valiosa sobre técnicas de conducción, modificaciones de vehículos y eventos de drifting.

Option Magazine, en particular, jugó un papel crucial en la comunidad del drifting. Fundada por Daijiro Inada, la revista no solo cubría eventos y noticias de drifting, sino que también organizaba competiciones y producía videos instructivos. En 1989, la revista Video Option creó el primer campeonato oficial de drifting, ayudando a legitimar y estructurar la competencia en este deporte.

Además de las revistas y videos, la llegada de Internet permitió una mayor difusión de contenido relacionado con el drifting. Foros, blogs y plataformas de video como YouTube se convirtieron en espacios donde los entusiastas del drifting podían compartir sus experiencias, aprender nuevas técnicas y conectarse con una comunidad global.

Estos medios especializados y plataformas en línea han sido fundamentales para el crecimiento y la sostenibilidad de la cultura del drifting.

Videojuegos y su Impacto

Los videojuegos también han desempeñado un papel crucial en la popularización del drifting a nivel global. Títulos como Need for Speed, Gran Turismo y Forza Horizon han incluido drifting en sus modos de juego, permitiendo a los jugadores experimentar esta técnica de conducción en un entorno virtual.

  • Need for Speed: Esta serie de videojuegos ha sido una de las más influyentes en llevar el drifting a una audiencia global. Títulos como Need for Speed: Underground y Need for Speed: Carbon introdujeron modos de juego centrados en el drifting, con pistas diseñadas específicamente para esta técnica.
  • Gran Turismo: Conocido por su enfoque en la simulación realista de conducción, Gran Turismo ha incluido el drifting como parte de su experiencia de juego, permitiendo a los jugadores ajustar sus coches y técnicas para perfeccionar sus habilidades de derrape.
  • Forza Horizon: Esta serie de juegos de mundo abierto ofrece eventos y desafíos de drifting en diversas ubicaciones, desde calles de la ciudad hasta carreteras de montaña, proporcionando una experiencia de drifting inmersiva y accesible.

Estos videojuegos no solo han entretenido a millones de jugadores, sino que también han servido como una introducción al mundo del drifting para muchos, inspirando a algunos a probar esta técnica en la vida real.

tokyo drift coche

Drift King Tokyo Drift

El concepto de “Drift King Tokyo Drift” ha sido inmortalizado en la cultura popular, especialmente a través del cine. La película “The Fast and the Furious: Tokyo Drift“, estrenada en 2006, juega un papel fundamental en la globalización del drifting. 

La trama gira en torno a Sean Boswell, un joven que se traslada a Tokio y se introduce en el mundo de las carreras clandestinas, donde el drifting es la técnica predominante.

En esta película, el personaje de Takashi, conocido como “Drift King” (DK), es el principal rival de Sean y es respetado por sus habilidades excepcionales en el drifting.

La representación del drift king tokyo drift en la película no solo destaca la técnica de conducción, sino que también introduce al público global a la vibrante escena de las carreras en Tokio

Los coches utilizados en estas carreras, conocidos como tokyo drift coches, se convirtieron en íconos de la cultura del automovilismo. Modelos como el Nissan 350Z de Takashi y el Mitsubishi Lancer Evolution de Sean capturaron la imaginación de los espectadores y aumentaron el interés por los coches japoneses drift y las carreras de Tokio.

El éxito de la película ayudó a cimentar el estatus del drifting en la cultura automovilística global, atrayendo a nuevos aficionados y consolidando la reputación de Tokio como un epicentro del drift

La combinación de emocionantes escenas de carreras, personajes carismáticos y una inmersión en la cultura automovilística japonesa hizo que “Tokyo Drift” se convirtiera en un fenómeno cultural. Esta película no solo popularizó el drifting, sino que también inspiró a muchos a explorar y participar en esta emocionante disciplina, tanto virtualmente como en la vida real.

El Legado del Drifting

El Legado del Drifting: Un Viaje que Continúa

Resumen de la Evolución del Drifting

El drifting ha recorrido un largo camino desde sus humildes comienzos en las sinuosas carreteras de montaña de Japón en la década de 1970.

Inicialmente una técnica nacida de la necesidad y la creatividad de pilotos como Kunimitsu Takahashi y Keiichi Tsuchiya, el drifting ha evolucionado hasta convertirse en una disciplina respetada y emocionante en el mundo del automovilismo. Con el tiempo, ha pasado de ser una práctica clandestina a una competencia profesional reconocida mundialmente, con eventos y campeonatos dedicados.

Impacto Duradero en la Cultura Automovilística Global

El impacto del drifting va más allá de las pistas de carreras. Ha dejado una marca indeleble en la cultura automovilística global, influyendo en la forma en que las personas ven y experimentan la conducción. La representación del drifting en el anime, los videojuegos y los medios especializados ha ayudado a difundir su atractivo a nivel internacional.

Actualmente, el drifting es celebrado no solo en Japón, sino en todo el mundo, con una comunidad global de entusiastas que comparten una pasión común.

Una Comunidad Apasionada que Mantiene Viva esta Práctica

Lo que realmente mantiene vivo al drifting es la comunidad apasionada que lo rodea. Desde los jóvenes que practican en carreteras de montaña hasta los profesionales que compiten en campeonatos internacionales, la dedicación y el entusiasmo de los drifters son el corazón y el alma de este deporte. Las reuniones de drifting, los foros en línea y los eventos locales continúan alimentando el crecimiento de esta cultura, asegurando que el espíritu del drifting perdure.

El drifting ha recorrido un largo camino desde sus humildes comienzos en las sinuosas carreteras de montaña de Japón. Desde la creatividad de pilotos como Kunimitsu Takahashi y Keiichi Tsuchiya, esta disciplina ha evolucionado hasta convertirse en una competencia profesional reconocida mundialmente.

Para conocer más sobre qué es el Drifting y cómo se ha expandido a nivel mundial, su impacto en diferentes culturas y la evolución de las técnicas y tecnología modernas.
Proximamente publicaremos la continuación de este artículo: “La Expansión Global del Drifting y su Futuro”.

¡Ponte el casco y abróchate el cinturón!

Otros Artículos:

Blog Buscar
  • All
  • Drifting (4)
  • Eventos (2)
Volrace & Drift Masters 2024: Historias, momentazos y resultados que lo petaron. Te lo contamos Todo!...
Descubre el apasionante mundo del drifting, un espectáculo de técnica y pasión donde el control al límite se convierte en arte....
El Volrace x Drift Master en Valencia es el evento definitivo de drifting en España. Los mejores pilotos competirán en batallas...
Únete a la Comunidad MadTrip

Recibe las últimas noticias, novedades y ofertas especiales directamente en tu bandeja de entrada. Vive el drifting con cada colección, diseñada para capturar la esencia de la adrenalina del motor. Regístrate ahora y no te pierdas nada.

Newsletter MadTrip